Liga Regional Sanlorencina de Fútbol

Liga
Regional
Sanlorencina
de Fútbol

Clubes afiliados

IBARLUCEA

Noticias e Info

Sebastián Gaboto Foot Ball Club

Noticias e Info

Unión Vecinal y Deportiva Sargento Cabral

Noticias e Info

Club Atlético Timbuense

Noticias e Info

P.S.M. FÚTBOL S.Y D.

Noticias e Info

Club Maciel

Noticias e Info

Club Atlético y Recreativo General San Martin

Noticias e Info

Escuela de Fútbol Municipal de San Lorenzo

Noticias e Info

Club Defensores de Villa Cassini

Noticias e Info

Club Defensores de Santa Catalina

Noticias e Info

Club Defensores Remedios de Escalada

Noticias e Info

Club Atlético Defensores de Villa Felisa

Noticias e Info

Club Atlético Colón de San Lorenzo

Noticias e Info

Club Atlético Boca Juniors

Noticias e Info

A.C.F.L. BELTRAN FUTBOL CLUB

Noticias e Info

Club Atlético Defensores de Barrio Vila

Noticias e Info

Club Combate de San Lorenzo

Noticias e Info

Asociación Deportiva y Biblioteca Barrio Quinta

Noticias e Info

Club Atlético Alba Argentina

Noticias e Info

   Autoridades    Historia    Tribunal de Disciplina    Boletines    Campeones Históricos    Contacto

 

   Noticias   Clubes Afiliados   Fixture   Fútbol Infantil   Selectivos   Links de Interés   PRIVADO

 
 
 
 
Club Atlético Alba Argentina Asociación Deportiva y Biblioteca Barrio Quinta Club Combate de San Lorenzo Club Atlético Defensores de Barrio Vila Beltrán Fútbol Club Club Atlético Boca Juniors Club Atlético Colón de San Lorenzo Club Atlético Defensores de Villa Felisa Club Defensores Remedios de Escalada Club Defensores de Santa Catalina Club Defensores de Villa Cassini Club Maciel Escuela de Fútbol Municipal de San Lorenzo Club Atlético y Recreativo General San Martin Ibarlucea Polideportivo Puerto General San Martin Club Atlético Timbuense Unión Vecinal y Deportiva Sargento Cabral Sebastián Gaboto Foot Ball Club
28/10/19

Sebastian Gaboto F.C. y una entrevista para el recuerdo con el histórico José "Titi" Tarducchi. Nota de Juan Pablo Merani.

 

Juan Pablo Merani, historiador de su pueblo Gaboto y de su club Sebastian Gaboto F.C. entrevistó a una ex gloria del club sabalero de los años '50. Con su permiso vamos compartir la nota y pensamos en voz alta: OJALA ALGÚN DÍA CADA CLUB DE LA LIGA SANLORENCINA TENGA SU PROPIO HISTORIADOR, PARA QUE LAS VIVENCIAS, LEYENDAS E HISTORIAS SE VAYAN QUEDANDO APLASTADAS POR EL INEXORABLE PASO DEL TIEMPO...

 

Por Juan Pablo Merani:
Quiero compartir con ustedes, amigos futboleros, la nota que le realice a José "Titi" Tarducchi, figura de Sebastián gaboto F. C. allá por los años ´50. Espero sepan disfrutarla:
José “Titi” Tarducchi: “El enamorado de la roja y negra”

Tarde primaveral pero con la particularidad de que el tiempo no se hace cargo y el termómetro marca un poco más de 31 grados. El calor es agobiante y emprendo rumbo hacia la ciudad de Capitán Bermúdez.
Hace unas semanas atrás, viendo y sufriendo por un año para nada bueno del sabalero, se encontraba al lado mío Jorge “Cochango” Sosa, quien frente a una situación desperdiciada por nuestro centrodelantero, me clava la mirada y deja salir un melancólico recuerdo adornado por el siguiente comentario: “Hace 70 años atrás Tarducchi la mandaba a guardar”.
Para mi grata sorpresa por fin encuentro una persona que me puede brindar información sobre jugadores que alguna vez en el tiempo supieron vestir la gloriosa roja y negra de Sebastián Gaboto F. C. y, en este caso, este tal Tarducchi formaba parte de mi diccionario futbolero hasta por el momento con una definición no tan completa.
A mis manos habían llegado algunas fotografías que engalanaban con orgullo una pequeña colección de imágenes antiguas que formaban parte de la historia sabalera y entre estos tesoros sobresalían algunas formaciones de equipos integrados por imponentes pero desconocidos hasta ahora jugadores de fútbol. Darles una identidad no es tarea sencilla y en este contexto el diálogo con los más antiguos y la memoria de los mismos es la mejor herramienta con la que dispongo.
- Lo viste jugar a Tarducchi? – le pregunto a Cochango Sosa con la esperanza de encontrar respuestas afirmativas. – “Me dijeron que era un excelente jugador” – agrego
- Si lo ví?; por supuesto que sí!!!! – exclamó emocionado y añadió: “Si bien era chico, me llenó los ojos de fútbol, y junto con el “Toro” Hess (9 de Gaboto que jugó en la temporada 2018 y fue goleador de la Liga) son los dos mejores delanteros que ví en mi vida.”
- Vos sabes que lo tengo identificado en alguno de los equipos de Sebastián Gaboto de la década del ´50, en esos años donde disputó varios Torneos de la Liga Sanlorencina, pero no tengo mucha información sobre él.
- “Por qué no lo contactás –me contesta “Cochango” Sosa- Vive en Bermúdez, es más, el teléfono te lo puede conseguir el sodero que lo conoce de allá…”
Termina el encuentro de Gaboto y camino a mi hogar comienzo en mi cabeza a desarrollar todo tipo de logística para de alguna manera tener éxito en la difícil misión de dar con este 9 de leyenda…
Por obra del destino, los dioses del balompié me tiraron un centro y con la suerte de mi lado consigo el bendito número telefónico.
Llamo e inmediatamente escucho una voz de estruendo antiguo del otro lado y fijo una entrevista con el mismísimo José “Titi” Tarducchi, flamante jugador que defendió los colores de Sebastián Gaboto F. C. en las temporadas de 1957 y 1958 en los Campeonatos organizados por la Liga Sanlorencina de Fútbol.

Llego finalmente a mi destino y me sale a recibir un cálido y amigable sujeto que, aunque no los aparenta, lleva sobre sus espaldas 85 años de edad…
- “Por fin tengo el honor de conocerlo Tarducchi, me han hablado muchísimo de usted…” le comento mientras estrecho su mano.
- “Bueno, el gusto es mío; y para serle sincero pensé que era más grande de edad… Pero pase, póngase cómodo. Vamos a hablar un rato…” me contesto con una sonrisa de esas que dejan ver el agradecimiento al reconocer sus años futboleros en Gaboto.

- Juan Pablo: Bueno Tarducchi cuénteme un poco sobre usted, sobre sus primeros años de vida, donde nació? En qué fecha?
- José “Titi” Tarducchi: Nací en la ciudad de Rosario un 15 de Diciembre de 1934. Cuando yo nací mis padres vivían en Beltrán y luego se mudaron acá, a Bermúdez.

J.P.: Dónde jugó de pequeño? Lo hizo en algún Club de la región?
J.T.: Sí, siempre jugué al Baby y generalmente lo hice en el C. A. Defensores de Villa Cassini. Pero ya de adolescente armé un equipo con amigos al cual lo habíamos bautizado con el nombre “Juventud”. Así lo hicimos porque al ser chicos no nos ponían para jugar en los torneos libres que se hacían. Y la verdad es que nos fue muy bien, al extremo de que varias veces en la ciudad de San Lorenzo se organizaban torneos nocturnos y nos invitaban porque nos seguía mucha gente, y al cobrar entrada les redituaba muchísimo.

J.P.: Y luego… Como continuó su carrera futbolística?
J.T.: Aproximadamente a los 15 o 16 años de mi vida, mi mamá me mandó a Rosario, a la casa de una de mis tías, para que aprenda un oficio, así que me fui para la ciudad. Allí conseguí trabajo en un taller que fabricaba morsas, cerca de la casa de mi tía. Todos los fines de semana se organizaban partidos entre los que trabajaban conmigo pero como al principio no me hablaba con muchos, no iba a jugar. Hasta que llegó un día que me animé y les pregunté cuando jugaban. Uno de mis compañeros me dijo que jugaban a la noche y ahí nomás le pregunté si podía ir… “Venite, como no”- me contestó y fui a verlos… Eran todos unos perros!!!!! (risas) Pero no les podía decir eso. Así que uno me invitó y cuando agarré la pelota, los pasaba como postes, así que ya me invitaron enseguida para el próximo fin de semana y por supuesto que fui. Cuando mi jefe me vió me preguntó si quería ir a jugar a Rosario Central y le dije que si, por supuesto, pero que no sabía porque si llegaba a quedar me iban a hacer firmar la ficha y después si yo quería ir a otro lugar me podía generar problemas y al no darme el pase no iba a poder jugar en otro lado.

J.P.: Bueno, se ve que se tenía mucha fe…
J. T.: Si, por supuesto. Pero no quería probarme en los clubes grandes por ese motivo. Nunca te daban el pase si uno quería irse de allí. Y no quería que sucediera eso.

J.P.: Y después que pasó?
J.T.: Bueno, inmediatamente mi jefe me dijo: “…mirá yo me comprometo, porque soy muy amigo de un peso pesado de la Comisión Directiva de Central, que cuando vos quieras el pase, si es que llegás a quedar, te lo van a dar”. Así que me consigue una prueba para el domingo siguiente, es más hasta en un diario había salido sobre esa prueba, pero como yo no miraba los diarios, se me pasó y no fui.
Al otro día me encuentra mi jefe y me pregunta porque no había ido, le contesté que se me había pasado. Inmediatamente me dice: “bueno no te hagas problema, te voy a conseguir otra prueba para el domingo que viene”. Y en esta ocasión fui. Fue de mañana en la cancha de Central. Comenzaron formando los equipos y me preguntan de que me quería probar, le dije que de 8 o 10 y me ponen en uno de los equipos en ese puesto. La verdad es que jugué bien, es más en una jugada viene la pelota llovida, de atrás, mirando el arco de Génova, la miro así (ya se pone de pie y me actúa la jugada), me largo en el aire y hago una chilena desde fuera del área, la agarré en el aire, bien arriba… No hice el gol, pegó en el travesaño (risas). Pararon el juego, se me acerca el encargado de la prueba y me pregunta si me llegan bien las cartas a mi domicilio; - “no, la verdad que no” le contesté… bueno, bueno, me dice, vení que te acompaño. Y me llevó a la sede, a la secretaría de Central. Me presenta con la gente de Central e inmediatamente me hacen la ficha. Firmo y comienzo a jugar en la Primera Local de Central en los campeonatos de la Rosarina como titular. Me iba muy bien; mirá (me comenta sobre un recorte de diario en donde aparece en primera plana la foto de él gritándole el gol del triunfo… Recorte que no tuvo la suerte de sobrevivir por culpa de sus nietos que, al ser hinchas fanáticos del leproso, no soportaban semejante humillación principalmente gestada por su propio abuelo, así que decidieron pulverizarla); ese día le ganamos el clásico a Newell´s por 3 a 1 con un gol mío; jaja me eligieron figura del encuentro

J. P.: Y Como llegó a jugar en Sebastián Gaboto F. C.?
J. T.: Resulta que en donde yo vivía con mi familia, en la unión de las calles Juan Ortíz y 2 de Abril, acá en Bermúdez, estaba todo el barrio rodeado de Gaboteros; todos Gaboteros eran, y la familia Jubany, que me conocía y me habían visto jugar, me invitó para que juegue en Sebastián. A todo esto yo estaba jugando en Central pero como Gaboto no participaba de una Liga Federada (jugaba una Liga independiente: la Liga Macielense) podía hacerlo en los dos equipos. Jugué para Gaboto algunos partidos en los años 1953 y 1954; pero en el año 1955 me tocó el Servicio Militar, primero me trasladaron a Córdoba y al poco tiempo a el Palomar en Buenos Aires, y el fútbol se complicó un poco.

J.P.: Claro, al jugar en partidos amistosos o participar de una Liga independiente (Liga Macielense) no había problemas
J. T.: No, no. Pero en esos años conocí a una jovencita de Gaboto y me puse de novio allá.

J.P.: Ah, mirá vos!!!! O sea que el amor tiró más que cualquier otra cosa. “El amor es más fuerte” como exclamaba la canción…
J.T.: (Risas) y sí, yo era muy jovencito.

J.P.: Al poco tiempo Sebastián Gaboto participa de la Liga Sanlorencina que sí es una Liga Federada y por ende afiliada a AFA… Como hace para jugar ahora en el sabalero? Fue fácil conseguir el pase de Central?
J.T.: Bueno, Gaboto me habla para jugar allí en la Liga Sanlorencina pero me preguntan… “Y ahora como hacemos? Vos al firmar para Central ya está fichado allá”. Entre algunos dirigentes de Gaboto y yo hablábamos y uno de ellos me dice: bueno, vamos a hacer una cosa, acá en el pueblo vive una persona que es familiar directo del Secretario de Newell´s que a su vez, forma parte del armado de la Asociación Rosarina de Fútbol… Yo por intermedio de fulano de tal te puedo conseguir el pase”.
Yo le contesté… “no se hagan problema que el pase de Central yo lo consigo”. Así que fui a Rosario y hablé con mi patrón, con aquel que me había conseguido la prueba en Central, y le dije… “se acuerda que usted me prometió que si necesitaba el pase me lo conseguía? bueno lo necesito”. Mi patrón me miró y me dijo…”no, pero como te vas a ir si las cosas te están yendo bien, es una locura”. …”Sabés lo que pasa, le comento, mi papá está muy enfermo y necesito hacerle un tratamiento y con lo que Sebastián Gaboto me paga lo empezamos”. No dijo nada mi patrón y se fue. Al otro día me dice… “ya está Tarducchi, ya hablé con la gente de Central y no hay problema; como te prometí si querés el pase ya está, te lo dan”.

J.P.: Por un lado su papá estaba enfermo, pero por otro lo esperaba su novia de allá… No hay mal que por bien no venga entonces…
J.T.: Y sí. Ya la decisión estaba tomada.

J.P.: Se reunió con la gente de Central? Ante el pedido del pase: como reaccionaron?
J.T.: Bueno, me llama la gente de Central y me cita para una reunión. Voy y había como 12 dirigentes del club rosarino en una mesa grande, y cuando entro uno de ellos dice… “bueno vamos a tocar el tema de Tarducchi, que quiere el pase y luego seguimos con lo nuestro”. Me mira y me dice… “mire Tarducchi, le explico, usted tiene la oportunidad de jugar porque lo hace muy bien y las chances de formar parte del primer equipo son muchas (esta charla fue a mediados de año y había que esperar hasta diciembre o enero del otro año para fichar en la primera profesional de Central), pero no le vamos a prometer nosotros ese lugar, ni que va a jugar de titular ni nada, porque primeramente está el Director Técnico del equipo que forma al mismo y segundo que no le podemos asegurar que va a pasar el próximo año, pero como yo (y se señala) me comprometí con Piñeyro (su patrón) a darle su pase si lo necesitaba y voy a cumplir con eso y si usted está decidido a irse, se va, nosotros le damos el pase, es más, mire ya está hecho y todo; pero si existe la posibilidad de que usted se arrepienta en este momento, le repito: usted va a formar parte del plantel profesional la temporada que viene y si las cosas le van bien y se le presenta la oportunidad porque hay suspendidos o lesionados bienvenido sea Tarducchi…”

J.P.: Y dudó un poco o ya estaba totalmente convencido?
J.T.: Ni lo dudé, agarré el pase y me fui a jugar a Gaboto (risas); estaba muy enamorado!!!!!

J.P.: Así llega a Sebastián Gaboto F. C. para integrar el equipo que participa de la Liga Sanlorencina de Fútbol.
J.T.: Si. Llego a mediados de año. Para los partidos de vuelta del campeonato de 1957. También disputo para Sebastián Gaboto F. C. el Campeonato de 1958.

J.P.: Y Cómo le fue al Club en esos Torneos?
J.T.: Más o menos. Algunos campeonatos peleamos hasta el final y otros nos mantuvimos en mitad de Tabla. En lo personal, como te comenté anteriormente, yo llegué para jugar en Gaboto más o menos a mitad de la temporada del año 1957 y fue mi mejor temporada, para que tengas una idea salí goleador de la Liga. Metí muchos goles!!!! Creo que no salimos campeones porque el Club no había hecho una buena primer ronda, que si no!!!!

J.P.: En Gaboto le pagaban por partido?
J.T.: Sí, si. Me pagaban por partido jugado. Para que te hagas una idea en Gaboto me pagaban $100 de ese entonces por partido y en Central $80. Te cuento algo: cuando cumplía una temporada más en Gaboto yo ya estaba de novio con quien fue mi esposa, y lamentablemente una noche se descompuso, la tuve que internar y hubo que operarla de urgencia. Para eso necesité plata y entonces me fui a Gaboto, hablé con José Luís “Pepe” Peri quien era el Tesorero del Club y entonces le comenté sobre mi problema. De manera increíble Peri me dijo “quédate tranquilo que yo te pago por adelantado todos los partidos que quedan para cerrar la temporada”, creo que quedaban 9 o 10 partidos. Esas actitudes quedan guardadas en mi memoria y por eso le voy a estar agradecido de por vida a ese club. Imagínate que eran las 11 de la noche y me tuve que ir caminando a Maciel y de ahí me tomé un colectivo para volver a mi casa.

J.P.: Guau!!!! Que buen gesto….
J.T.: Si, si… Yo me hice muy amigo de varias personas allí en Gaboto, el zurdo Tercetti, de Sosa, de la familia Jubany, Naldo Gómez, la familia Corbalán que tenían la panadería. Yo me sentía parte de Gaboto. Y por cosas así tengo un gran recuerdo del Club y su gente. Son actitudes que llegan al corazón y se hacen inolvidables y agradecidas por siempre.

J.P.: Sebastián Gaboto siempre se caracterizó por el gran acompañamiento de su hinchada… En esos años era igual?
J.T.: Si!!!!! Siempre nos acompañaba mucha gente de local. Había en cada sector de la cancha hasta tres hileras de personas. Para mí, sin exagerar, por domingo Gaboto metía entre 700 y 1000 personas. De visitante era más difícil porque antes era más complicado movilizarse.
Te cuento una anécdota: Resulta que hacía mucho tiempo que no llovía entonces el cura del pueblo organizó una procesión y para que sea muy concurrida la planeó para el día domingo en que Gaboto jugaba de local. Calculó el horario en que terminaba el partido así, cuando pasaban por allí, la gente que salía del partido se iba sumando a la caravana de fieles (risas) y así fue, la gente que salía de la cancha contenta porque encima habíamos ganado, se iba agregando a la procesión. Hasta nosotros nos sumamos y vestidos de jugadores porque los vestuarios quedaban a un poco más de 50 metros de la cancha.

J.P.: El clásico de Gaboto que equipo era? Cuál era el equipo al que Sebastián Gaboto F. C. esperaba con ansias enfrentar?
J.T.: Era el Club Alba Argentina de Maciel.
J.P.: Bueno, lo sigue siendo en la actualidad
J.T.: ah sí? Bueno en esos años los partidos con Alba eran bravos. Me acuerdo mucho de, principalmente, los dos hermanos Gómez, uno jugaba de full back, mamita querida como pegaba!!!! En realidad todos los que jugaban en ese puesto tenían que ser grandotes y pegadores.

J.P.: Se acuerda de sus compañeros de equipo? Mire, le muestro estas imágenes de fotografías para que me los valla mencionando y brevemente me de alguna característica de los mismos.
J.T.: El arquero era de Oliveros, Miguel Eduardo “el Gorrión” Delena. Muy buen arquero. Muy seguro en el arco
Este de acá era Arcadio “el Gallego” Martínez de Puerto San Martín. Papá!!!!! Cómo pegaba!!!! Era alto como la puerta, un ropero. Lo mirabas y te daba miedo.
Acá esta Quico Pereyra, buen jugador. Te corría todo
Este es Correa, venía de Rosario, no me acuerdo su nombre. Un jugador rendidor. No se destacaba tanto por el buen juego pero era un animal. Te seguía hasta debajo de la cama.
Acá está el “Gallego” Sebastián Bernat. Era muy importante en el equipo. Tenía un corazón bárbaro y era muy respetado por la hinchada. Era quien representaba al hincha de Gaboto.
Toribio Villamea, era hermano del “Nene” Villamea que está acá abajo. Wing derecho. Muy rápido y habilidoso. Y el Nene Villamea tenía un patadón bárbaro, muy buen jugador.
Este era uno de los mejores jugadores que vi, Mario Arguello. Era la niña bonita que teníamos en el equipo. Que habilidoso por favor!!!!! Agarraba la pelota y hacía así (gestos delicados). Pero que jugador!!!! Jugaba muy bien. La tenía siempre pegada al pie. La paraba y cuando alguien le salía lo dejaba pintado.
Cartazo era de Puerto San Martín. Buen jugador. Era multifuncional; podía jugar en cualquier lado, pero la mayoría de los partidos jugaba de wing izquierdo.
Este de acá es Antonio “Trompo” Dadamo. Lo llevé yo a jugar a Gaboto. Tenía un cañón en el pié. Le pegaba fuertísimo!!!!! Tal es así que cuando jugábamos juntos en Baby las madres de los arqueros que jugaban en contra lo sacaban a sus hijos porque un día descompuso a uno de un pelotazo.

J.P.: Juega dos Temporadas en Gaboto y después que pasó¨?
J.T.: La Comisión Directiva de Sebastián Gaboto me manda en el año 1959 al C. A. Alba Argentina de Maciel para que juegue allí. Lo deciden así para recibir, a cambio de mi pase, una suma de dinero y prácticamente una Segunda División completa, porque estaban jugando los de Gaboto en la 2da División de Alba…Lo que sucedió es que Gaboto no iba a jugar ese año (1959) con jugadores pagos y de afuera porque le originaba mucho gasto Así que decidieron formar un equipo con muchachos locales, de Gaboto, ya que no les salía nada, ya que lo hacían gratis… entonces decidió darme a mí a Alba Argentina y el club de Maciel les cedía a Gaboto 6 o 7 jugadores de la segunda que además eran de Gaboto… Habían decidido irse a Alba porque no tenían chances de jugar en Gaboto.

J.P: Y cómo le fue en Alba?
J. T.: Jugué dos años allí y si bien me fue Muy bien en lo personal, no hicimos buenos campeonatos. Yo participé del partido que se jugó entre Alba y el Club Maciel cuando Maciel inauguraba su cancha. Fue gracioso porque para esa ocasión invitaron al presidente de la Asociación Rosarina y cuando lo fui a saludar se acordaba de mí, así que charlamos un rato. Igualmente me cotice mucho ahí, en Alba Argentina. Tal es así que después de algunas temporadas en Alba me fui a jugar al Club Belgrano de Serodino en 1961. Imagínate lo bien que andaba que el Club de Serodino para que jugara ahí me regaló una Gilera Super Spor 150. Además lógicamente cobraba por partido. Después, de más grande, también jugué en el Club Belgrano de Oliveros. Una vez jugando para Oliveros le hago un gol al Club Maciel. Para ellos jugaba el Perro Manzi y protestó diciendo que yo le había cometido falta. En la discusión agarré y le tiré los pelos (risas) y ahí fue que uno de la hinchada de Maciel se metió a la cancha y me pegó una trompada, así que cuando terminó el partido fui corriendo a buscarlo y cuando se corrió la gente me choque el alambre que separaba el campo de juego de la hinchada. Fue un susto terrible porque me había lastimado a la altura del cuello así que me llevaron al doctor. Por suerte no pasó nada.

J.P.: Tenía o tiene otra pasión además del fútbol?
J.T.: Si!!!! Las carreras de Caballos. Me encanten. Es más, hasta tuve caballos de carrera. El hipódromo de Rosario me lo conozco de memoria (risas). En una de esas carreras fue que me encuentro con amigos que me invitan para ir a jugar a Oliveros, porque yo ya había dejado de jugar, y decidí regresar al fútbol cerca de los treinta y largos.

La charla sigue amena y agradable adornada de cientos de anécdotas.
Aprovechando la oportunidad trato de descubrir a través de su prodigiosa memoria los paisajes y la gente de ese entonces para satisfacer mi pasión por la historia y, mientras tanto, la entrevista va llegando a su fín.

J.P.: Para terminar Tarducchi… qué significó el fútbol en su vida?
J.T.: Todo; lo mejor que me pasó en la vida fue disfrutar del fútbol. Por él conocí una infinidad de personas y lugares; construí lazos de amistad con muchos; gané algo de dinero. Y este sentimiento lo supe transmitir a mis hijos, que si bien no lo jugaron tanto como yo, por lo menos lo expresan con su fanatismo por el C. A. Newell´s Old Boys, institución de la cual soy hincha. Y mirá como son las cosas, y no es casualidad, Gaboto tiene esos hermosos colores rojo y negro (risas).

Estrecho su mano mientras continuamos hablando, y en esta oportunidad, sobre los aconteceres diarios que marcan una barrera generacional en asuntos culturales y/o sociales; y subo a mi auto para retornar a mi Gaboto querido pensando en el camino que el tiempo sigue transcurriendo inevitablemente pero la esencia del club de mis amores está intacta, y que precisamente no se caracteriza por títulos o triunfos conseguidos, sino su gloria radica en su humildad, en su fidelidad hacia lo nuestro, en su cordialidad y familiaridad con el errante juglar futbolero que pisa nuestro campo de juego para hacer propios sus colores, en pocas palabras en el ser “Gabotero”.

 

Equipo de Sebastián Gaboto F. C. - Primera División Año 1957. Parados (de izq. a Der.): Seferino "Quico" Pereyra, Arcadio "El Gallego" Martínez, Miguel "El Gorrión" Delena, Correa y "El Gallego" Sebastián Bernat y Toribio Villamea. Agachados: Juan "El Nene" Villamea, Juan Rodríguez, José "Titi" Tarducchi, Mario Arguello y Cartazo.

 
 
 
 
 

 

<< VOLVER
 
Fixtures
 
Boletines
 

Tabla de Posiciones

 

 

Resultados

 

 
 

Encuesta

¿Quién sale Campeón de Primera División en 2019?

PSM Fútbol (P.G.S.M.)

Timbuense (Timbúes)

Boca Jrs. (Serodino)

Colón (San Lorenzo)

Beltrán F.C. (Fray Luis Beltrán)

Alba Arg. (Maciel)

Gral. San Martín (P.G.S.M.)

Sta. Catalina (Cap. Bermúdez)

Villa Felisa (San Lorenzo)

Villa Cassini (Cap. Bermúdez)


Ver Resultados

 
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter

 

Liga Regional Sanlorencina de Fútbol

2017
Desarrollado por Rodrigo Guidetti